Pregúntanos

Sam McDonnell de Sídney, Australia

Cofundador de Construction Cloud

No hay nada que te prohíba empezar tu futuro hoy.

Diseñador persigue el negocio emergente de sus sueños y se gana el apoyo de UTS para una aplicación web

A mediados de su carrera de diseño en UTS (Bachelor of Design), Sam McDonnell se replanteó su enfoque de estudiar para convertirse en emprendedor. Empezó a trabajar a media jornada como diseñador autónomo para dos negocios emergentes tecnológicos. A raíz de ahí, el diseño de aplicaciones y la experiencia del usuario despertaron su interés y empezó a asistir a eventos para emprendedores.

“Pensé: ‘¿Por qué no? ¿Por qué no puedo hacer esto?’”, recordó. Desde entonces, Sam empezó a asistir a todos los eventos que pudo y a leer todos los libros que le recomendaban. “Me convertí en un maníaco de perseguir oportunidades”.

Pronto unió fuerzas con los estudiantes de ingeniería de UTS Hartley Pike y Jan Schroeder. Entre los tres cofundaron Construction Cloud, una plataforma colaborativa para gestores de proyectos en la industria de la construcción que permite a los equipos interactuar y monitorear proyectos desde cualquier sitio.

UTS ayudó a los tres emprendedores a establecer la compañía ofreciéndoles la base que necesitaban.

Participaron en la competición 3P Business Plan de UTS y ganaron. Un año más tarde la Universidad financió su viaje a EE UU. para presentar su producto en el Virginia Tech Challenge. Su equipo ganó el premio al mejor producto inmaterial (Best Intangible Product).

Tras la Victoria, UTS ofreció a Sam y a sus cofundadores una oficina. Al poco tiempo consiguieron su primer cliente, NorthConnex, el túnel de carretera más largo en la historia de Australia.

Pero después de ese proyecto inicial, el negocio no estaba creciendo tan rápido como pensaban que lo haría. A pesar de trabajar siete días a la semana, estaban viviendo de sus ahorros, así que decidieron recaudar fondos e investigar nuevas formas de ampliar su producto consultando a profesionales de la industria de la construcción.

A principios de este año, Sam, Jan y Hartley participaron en Startmate, un programa acelerado de 12 semanas en ATP Innovations, una colaboración entre UTS y otras tres universidades.

Con la ayuda de los mentores, el equipo desarrolló un modelo de negocio nuevo y más personalizado, recaudó medio millón de dólares, lanzó un nuevo producto y duplicó sus ingresos.

Con la ayuda de los mentores, el equipo desarrolló un modelo de negocio nuevo y más personalizado, recaudó medio millón de dólares, lanzó un nuevo producto y duplicó sus ingresos.

Su consejo para los aspirantes a emprendedores es que deberían trabajar como autónomos para adquirir experiencia profesional mientras están en la universidad.

“No hay nada que te prohíba empezar tu futuro hoy”, manifestó. “Asiste a charlas y eventos en la comunidad de negocios emergentes de Sídney. Lee todo lo que puedas acerca del emprendimiento. Pronto te darás cuenta de que la gente que ahora tiene negocios de éxito eran en su día iguales que tú, y no más inteligentes”.

¿Estás preparado para dejar tu huella?